NOTICIAS DEL QUINTO ENCUENTRO DE
CUIDADORAS DE SEMILLAS


El sábado recién pasado en Yumbel, la mujer campesina fue la gran protagonista. Se realizó el V Encuentro de Cuidadoras de Semillas, organizado por el Centro de Educación y Tecnología, CET y al que fuimos invitados como Taller de Acción Cultural.

Vinieron compañeras mapuches de Temuco, amigas de Chillán, Tomé, Los Ángeles, Cabrero, Monte Aguila, Río Claro, Santa Bárbara, entre otros lugares de nombres desconocidos. Y muy especialmente dos representantes del Comité de Recolectoras Nuevo Amanecer de San José de Colico.

Todas ellas "Cuidadoras de Semillas", que son quienes al interior de sus comunidades reproducen y guardan las semillas de sus cultivos, sus hierbas medicinales, flores y todas las plantas que permiten la expresión de la biodiversidad local.

El objetivo del encuentro era preservar las especies en peligro de nuestros campos, a través del intercambio de semillas, conocimientos y saberes. Había una gran variedad de especies hortícolas, medicinales, flores, cultivos, aromáticas, plantas forestales, ornamentales, a la forma de semillas, patillas, esquejes, bulbos, papas, etc.

La señora María Antonieta de Monte Aguila trajo licor de menta, mermelada de ruibarbo, especie que según dijo, preparada en infusión con apio y poleo era ideal para problemas de reumatismo. La señora Marta Painequeo, antigua amiga nuestra, nos dio a degustar un exquisito licor de guindas. Otra dio la receta del licor de culen, ese que se hace con la corteza…. Y así cada una fue mostrando las especies que trajo y explicando los usos que se les dan como medicina, alimento, etc. La señora María se emocionó cuando se encontró después de años con semillas de quinoa, porque recordaba que sus padres se la preparaban con leche cuando era muy niña.

Nuestras amigas de San José de Colico supieron unos días antes de la invitación pero como el clima no las acompañó, recién el viernes pudieron salir a recolectar junto con sus compañeras al bosque. Trajeron lo que más las representaba. Las plantitas de copihue rojo y murtilla que fueron las más cotizadas y también, menta, toronjil, cedrón, matico, lingue, canelo, retamo, mañío, maqui, avellano, entre otras.

La señora Celmira dijo al momento de la evaluación: "nosotras veníamos avergonzadas… porque traíamos puras ramas y todas las demás traían semillas….. y se nos hicieron pocas las ramas".

Gracias a sus ramas como las llamó ella pudieron llevarse a San José muchas otras especies que no conocían, como la lufa de esa con que se hacen los guantes para la ducha, el poroto metro, el mastuerzo que tiene un gustito picante, semillas de flores y un sin fin de otras que se comprometieron a reproducir y compartir con sus vecinos.

Así, entonces terminó el encuentro con todas contentas porque entregaron, pero también… recibieron.

 

Volver