Mesa Articuladora “Recolección de Frutos Silvestres”

El día 18 de Mayo nos reunimos en la Sede del Instituto Forestal del camino a Coronel. Nos veníamos encontrando y conociendo en los últimos años pues, de diferentes maneras, todos estabamos involucrados con la recolección de frutos silvestres. Por eso nuestro Taller de Acción Cultural (TAC) organizó el Seminario “Los Productos Forestales No Madereros en la Región del Bío Bío, proyecciones y desafíos” que tuvo lugar el 21 de Diciembre en la Universidad de Concepción. En esa ocasión descubrimos la necesidad y el sentido que tenía reflexionar y debatir juntos sobre este tema. Así nació la idea de formar una Mesa de Trabajo cuya coordinación fue encargada al TAC.

En esta primera reunión – de la cual damos cuenta ahora - los participantes fueron diversos. Como dueños de casa estuvieron Mauricio Aguilera y Edison García que nos acogieron cordialmente, Cipriano Cid y Celmira Fuentealba, Presidente y Secretaria de la Coordinadora Regional de Recolectoras y Recolectores, Raúl Castro y Fernando Cerda representaron a Forestal Mininco, Omar Rebolledo como consultor social de Terranova Masisa y de Infor, Claudia Gomez y Jessica Melgarejo en nombre del Prodesal de la Municipalidad de Cabrero, Thelmo Schmidlin por Forestal Arauco, Ivan Vallejos encargado del dpto. de Desarrollo Rural de la Municipalidad de Yumbel, Raúl Betancourt Alcalde de Yumbel y presidente de AMDEL , Edison Moscoso del Servicio País de Ninhue y Johanna Molina y Verónica Salas por el Taller de Acción Cultural.

El primer objetivo para el trabajo de esta Mesa, fue conseguir que la experiencia compartida entre los que participamos en ella, nos permitiera ir visualizando progresivamente la recolección en toda su complejidad. Es decir en su dimensión histórica, laboral, social, económica, cultural, económica, técnica y política.

También pensamos que la reflexión conjunta puede ayudarnos a descubrir más profundamente las perspectivas y riquezas del bosque. Y de ese modo, podremos ir creando poco a poco las condiciones adecuadas para que el trabajo de cada uno beneficie al resto, en lugar de dañarlo.

Por último, nos propusimos lograr que el diálogo desarrollado entre los participantes, alcance el nivel de fluidez necesario para construir juntos un horizonte que oriente el trabajo de la Mesa y el de cada uno de sus integrantes.

Las expectativas que los asistentes tenían respecto a la Mesa fueron el punto de partida que introdujo el debate. Edison García, investigador de Infor, nos explicó que los resultados de sus trabajos podían contribuir como materia prima para el debate de la Mesa y a su vez, éste último podría ser una fuente inspiradora para las investigaciones futuras del Infor. Cipriano Cid vio en esta Mesa, un espacio donde dar a conocer el trabajo de las Recolectoras y Recolectores y así “poder llegar a un acuerdo de bienestar”. Y agregó “Ya que la empresa conoce su trabajo y nosotros el nuestro”. Omar Rebolledo planteó que la Mesa podría contribuir para que el espacio forestal se constituya en un centro activo del territorio. Fernando Cerda manifestó el interés de la Forestal Mininco por facilitar las condiciones para que los recolectores puedan aprovechar mejor los PFNM que se producen en los predios de la empresa. Jessica Melgarejo valoró la posibilidad de encarar la diversidad del bosque. Claudia Gómez manifestó la importancia que tiene el reconocimiento del oficio del recolector por ser éste un sector nuevo de trabajadores. Raúl Betancourt, alcalde de Yumbel, expresó su interés por el desarrollo de las potencialidades de los productores de la región y por lograr una revalorización de los Productos Forestales No Madereros desde el punto de vista ambiental, social, económico y cultural. También planteó la “necesidad de enfrentar los conflictos a fin de encontrar caminos de entendimiento” entre los nuevos propietarios y las comunidades. Explicó que las alcaldías de AMDEL representan un territorio de más de un millón de hectáreas de bosques e hizo ver la importancia que tendría lograr un manejo integrado para la preservación de los recursos básicos.

El debate fue muy amplio y concreto pues las Recolectoras y Recolectores expusieron por ejemplo, la dificultad de entrar a recolectar en los predios de las empresas forestales, el daño de las fumigaciones sobre los frutos silvestres, la destrucción de los caminos, etc. A su vez las distintas empresas manifestaron su disposición para solucionar estos problemas, a propósito de lo cual se debatió sobre la necesidad de mejorar las comunicaciones entre empresa y recolectores, ubicar el interlocutor que tenga mayor validez frente a los recolectores y la empresa. También se habló de las descoordinaciones entre comunidades, empresas y municipalidades, del desconocimiento del medio que tienen algunos funcionarios debido a que las empresas han ido cambiando sus políticas y éstos todavía no están preparados para implementar los cambios que se les piden.

El tiempo pasó muy rápido, el diálogo fue muy vivo e interesante y despertó mucho interés entre los participantes. En vista de ello acordamos reunirnos el 24 de Junio, pero esta vez nos dimos tareas que nos ayudaran a adentrarnos en esta nueva realidad que estamos descubriendo. Es así como las recolectoras y recolectores se comprometieron a traer un Informe sobre la problemática de su organización: trabajo, procesamiento y comercialización de los frutos que recogen y del medio en que se desenvuelven. Las Municipalidades traerán información sobre las comunidades en que viven los recolectores, incluyendo a aquellos que todavía no están organizados. El INFOR asumió la tarea de informarnos sobre la realidad de los Productos Forestales No Madereros y sus perspectivas y por último los representantes de las empresas forestales acordaron determinar las personas que van a asumir el cargo en forma estable y traer un informe acerca de las políticas de sus respectivas empresas.


Verónica Salas M.

Santiago, Mayo del 2005