Acta octava reunión Mesa Articuladora de Recolección PFNM

Trupan, 14 de Diciembre del 2005.

La reunión comienza con unas palabras del dueño de casa, Gonzalo Muñoz, quien nos da la bienvenida como Jefe de Area de Forestal Celco. Luego continuamos con la tradicional presentación de los asistentes y el siguiente recuento de Verónica Salas (TAC) sobre lo sucedido en las siete reuniones anteriores.

La Mesa se inicia el 18 de Mayo pasado y continúa con reuniones mensuales hasta hoy día en que por acuerdo, éstas se suspenden hasta el mes de Marzo. Desde el primer momento, las personas manifiestan interés por conocerse y tienen la expectativa de beneficiarse mutuamente con el intercambio. Todos son actores que, de diversos modos, están vinculados al bosque y a los PFNM, cumplen un rol significativo en la región y tienen dificultades específicas que necesitan subsanar.

A lo largo de estas reuniones, se mantiene fundamentalmente la presencia de un mismo grupo entre los que se cuentan representantes del INFOR, de diversas Municipalidades como: Cabrero, Yumbel, Pemuco y Ninhue, a través de los encargados de Prodesal, Fomento Productivo, dpto. de Desarrollo Rural, profesionales del Servicio País, la Coordinadora Regional de Recolectores del Bío Bío, representantes de empresas forestales como Celco, Mininco, Masisa, Bosques Arauco, Monteaguila, Bío Bío, Astex; agroindustria Coesam, Fundación Terranova, Universidad de Concepción, Taller de Acción Cultural.

A partir de la segunda reunión, los participantes van presentando su trabajo más detalladamente, dan a conocer sus problemas, sus necesidades, lo que pueden ofrecer al resto.
Cipriano Cid, presidente de la Coordinadora Regional de Recolectoras y Recolectores de Frutos Silvestres de la Región del Bío Bío, plantea que “esta Mesa es muy importante, pues nos permite dar a conocer nuestro trabajo para que lleguemos a un acuerdo de bienestar. La empresa conoce su trabajo y nosotros conocemos el nuestro. Buscamos acuerdos que sean provechosos para ambas partes. Hoy día tenemos nuevas necesidades, necesitamos recolectar volúmenes mayores y recorrer distancias que son más extensas, por eso necesitamos entrar a los predios con vehículo para sacar los productos. Por eso también necesitamos dar a conocer nuestros problemas, afirmando que estamos dispuestos a asumir nuestras responsabilidades”.

Raúl Betancur, Alcalde de Yumbel y presidente de AMDEL explica: “Nos preocupa buscar formas de revalorizar los recursos naturales desde el punto de vista laboral, ambiental, social, económico y cultural. Tenemos interés por desarrollar las potencialidades que tienen los productos silvoagropecuarios de la Región”. “También es necesario enfrentar los conflictos para encontrar caminos de entendimiento y soluciones”. “Nuestro territorio (AMDEL) tiene más de un millón de hectáreas de bosques. Por eso es importante lograr un manejo integrado a fin de proteger los recursos básicos, como por ejemplo el agua”.

En el caso de Infor, Edison García cuenta “trabajamos en la generación de herramientas y tecnología en beneficio de los pequeños propietarios y del desarrollo de los PFNM . En ese sentido, la Información recogida en nuestras investigaciones puede beneficiar a esta Mesa y a la vez, el debate generado en ella puede ser canalizado e inspirar las nuevas investigaciones del equipo”. Esto es reafirmado por Mauricio Aguilera también de Infor, diciendo que esperan acoger las demandas que se reciban en la Mesa, para iniciar nuevas investigaciones y en el futuro, contribuir a la creación de políticas públicas para el sector de los PFNM”.

Omar Rebolledo representante de Terranova cuenta que “el acuerdo logrado entre comunidad y empresa, ha permitido situar el espacio forestal como un centro activo, generando un cambio cultural en la localidad, donde hoy existen relaciones de cooperación”.

Eugenio Hernandez de Mininco da a conocer la política de “puertas abiertas” que tiene su empresa, Eduardo Montero informa sobre la política de “buena vecindad” de Celco, Mario Arriagada nos cuenta del programa de creación de empleo “Crealo” de Bío Bío. En síntesis, todos los representantes de empresas forestales informan detalladamente sobre sus políticas respecto a la entrada de los recolectores a los predios.

Gonzalo Muñoz de Celco, se refiere a la evolución de las forestales: “hemos vivido un proceso en que en 1986 se consideraba que ‘meter gente al bosque era un atentado al patrimonio’ y hoy día se piensa que los recolectores cuidan el bosque”. Al mismo tiempo señala el potencial laboral que tiene la recolección especialmente en esta región que cuenta con 1.200.000 ha. de bosques.

Claudia Gomez, Prodesal de Cabrero, describe analíticamente el proceso vivido con el comité de recolectoras de Coihuico y el éxito de sus resultados.

Otros participantes van explicitando las proyecciones que visualizan para este grupo, por ejemplo “la voluntad de desarrollar el espacio forestal como un núcleo de desarrollo”, “la necesidad de lograr un manejo integrado de los territorios”, “la importancia de desestigmatizar el bosque como el lugar donde coexisten la mayor riqueza y la mayor pobreza”.

Al analizar las potencialidades de este grupo y ver el alcance que pueden tener sus integrantes, por ejemplo, Prodesal trabaja en 53 comunas de la región, la Municipalidad de Yumbel tiene detectados 10 sectores que trabajan en la recolección, etc. surge la idea de desarrollar una investigación a nivel regional. Para ello se forma un equipo que trabaja en su diseño y finalmente define como tema “El impacto laboral y económico que tienen los PFNM en la región del Bío Bío”.

En este contexto se hace necesario definir el concepto de Recolector. Espontáneamente surge un animado debate en el que las recolectoras participan activamente y como resultado, el grupo establece los siguientes criterios para su definición:
- Factor económico: ¿cuánto aporta la recolección en el total de sus ingresos?
- ¿Cuántas horas dedica a la recolección?
- Cantidad y variedad de productos recolectados: ¿recolecta durante todo el año?
- ¿la comunidad la reconoce como recolectora?
- lugar de origen: ¿sector rural? ¿urbano?

Después de revisar el trabajo del año, Claudia Gomez da cuenta del trabajo del equipo investigador y se desarrolla un largo debate del que no vamos a dar cuenta pues apunta fundamentalmente a los aspectos metodológicos. También se discute sobre los sujetos que deberán ser encuestados ¿recolectores eventuales? ¿temporales? ¿sólo permanentes?.

Cipriano plantea que la precariedad de la recolección determina su inestabilidad. Sin embargo los avances que han ido consiguiendo, permiten que poco a poco ésta se vaya estabilizando.

Glenda Friz de Monteaguila destaca que los recolectores eventuales son tan importante como los otros, pues la recolección tiene un impacto desde el punto de vista laboral y de recursos. Señala que en su sector hay un 90% de las familias que participan en la recolección.

Alejandra Gonzalez releva la importancia de conocer la cantidad que supone uno y otro grupo.

Alfredo Millán ofrece el espacio del Liceo Nueva Zelandia Santa Juana para el pre test de la investigación, explicando que habitualmente se acercan unos 700 postulantes y quedan solo 250.

Edison Garcia de Infor hace un aporte importante en relación a los Objetivos de la investigación, destacando la necesidad de obtener una información que ayude a impulsar políticas públicas que beneficien a los recolectores.

Al terminar la reunión, Cipriano agradece a nombre de los recolectores por los conocimientos y el aporte que han recibido de los diversos participantes.

En esta Mesa los recolectores han encontrado una excelente respuesta de las empresas forestales, pues éstas les han abierto las puertas para entrar fluidamente a sus predios, han llegado a acuerdos para que la fumigación sea informada previamente y han aceptado entregar la madera muerta para su uso.

Claudia Tramon concluye diciendo que “todos nos necesitamos pues estamos empeñados en la construcción de una sociedad donde reine la justicia”.

Gonzalo Muñoz agradece la presencia de cada uno y expresa que el anhelo de Celco “es que todos en el barrio estemos bien”. Celebra que en la Mesa hayan primado las buenas relaciones y señala que los guardabosques que nos acompañan hacen que esto sea una realidad. Enseguida invita a la firma del Convenio entre Celco y el comité de recolectoras “La Esperanza de Culenco” para la entrada a los predios de la empresa y a celebrarlo con un brindis.

Por Celco firma Gonzalo Muñoz, por el comité firma Quenaida Valdebenito y por la Coordinadora Regional firma Cipriano Cid. La reunión se da en un ambiente de gran cordialidad y Gonzalo rememorando las tradiciones hace entrega de un mate simbólico a Quenaida y otro a Verónica Salas, en este caso por “el peligro que representa la pérdida de tradiciones en Santiago”.

 

Volver